Recarga las pilas sin pensar

Estamos en época de grandes movimientos, cambios, reuniones de amigos, familias, etc.

Sin darnos cuenta apenas, de repente, somos conscientes de nuestro cansancio.

Lo ideal sería dedicarnos media hora por la mañana y media hora por la noche para relajar nuestro cuerpo y nuestra mente.

La reacción suele ser:

  • Ya! Con lo cansada/o que estoy, me levanto con el tiempo justo por la mañana y por la noche sólo quiero dormir.

Te hago una propuesta.

Sin magia, simplemente con pequeños trucos podemos parar el tiempo.

Dedicaremos un par de minutos, incluso segundos que redundarán en nuestro beneficio y en beneficio de las personas de nuestro entorno.

Opción 1:

  • Cierra los ojos, frunce los ojos y la boca.
  • Inmediatamente abre los ojos y las cejas dirígelas hacia arriba.
  • Entreabre la boca y deja suelta la mandíbula.

Con este sencillo ejercicio el rostro se relaja y por ende también nosotras/os.

Opción 2:

  • Haz un bostezo exagerado y suelta el aire al cerrar la boca, deja esta entreabierta.

Si tienes algún perro o gato cerca observarás que ellos suelen hacerlo cuando se sienten estresados y no saben como reaccionar.

Opción 3:

  • Levanta un poco las cejas y bájalas. Este movimiento consigue que toda la zona de la frente se relaje.

Cómo ves, son ejercicios que llevan segundos, se pueden realizar con discreción en el lugar donde estés y rebaja inmediatamente la sensación de tensión que podamos sentir.

 

Ah! Si tus animales de compañía se muestran nerviosos puedes bostezar delante de ellos para demostrarles que tú estás tranquila/o y transmitirles esa paz.

01/28/2016

Hablar o callar

EXPRESARSE O CALLARSE
Cuantas veces sentimos que nos faltaban palabras, valor e incluso ganas para decir a las personas lo que de verdad nos importa?En muchas ocasiones nos enfrentamos a una duda: Hablo o no hablo?, digo lo que pienso o callo?

Te planteo que cambies estas preguntas por otras tales como:

¿Cómo me sentiría si hablase?
¿Cómo me sentiría si callase?
¿Me beneficio como persona al hablar?

Hay una pregunta que para mí es importante:
      ¿Cómo puedo hacerlo de forma que quede clara mi opinión y hacer el menor daño posible tanto al entorno como a mí?
Al responder a estas preguntas, sentirás que la mayor parte de tus dudas se esfuman.

Notarás que, tomes la decisión que tomes, tu mente aparecerá más limpia para pensar, tu valor y autoestima aumentarán sintiéndote mejor día a día.

01/28/2016

Conversación minimalista

Oímos hablar, escuchamos y seguimos oyendo.

Hablamos, hablamos y conversamos.

¿Cuántas veces nos preguntamos al final del día las cosas importantes que hemos aprendido de las conversaciones con los demás?

Si queremos mejorar nuestra conversación podemos reaprender nuestra relación con las palabras, con el idioma y con los sentidos.

Te propongo un cambio de acción.

  1. Comencemos desde la escucha.

Callemos mientras la persona habla.

Desde el silencio oímos a las personas comunicarse.

  1. Resumimos mentalmente los argumentos de la persona que nos habla.
  2. Elaboramos nuestra respuesta. Tenemos el poder de escoger respuestas largas o cortas.

Si sueles conversar con frases largas, intenta hacerlas cortas.

Prueba durante unos días.

Percibe si aparecen cambios en tu entorno.

Mira como te sientes, observa como las otras personas reaccionan.

Una forma sencilla de comenzar es con tu mascota o bien con amigos de confianza.

01/28/2016